¿QUIÉN SOY?

Mi nombre es Abel Alamillo, nacido en agosto de 1981.

Inicié mi formación académica en el mundo de la ingeniería, pero tras 3 años en una de ellas, y tras diferentes experiencias vitales, decidí que mi camino debía dirigirse por otro lugar.

Comencé mis estudios en psicología, donde ya en el tercer año de carrera simultanee la misma con becas de trabajo en educación.

Fueron años muy nutritivos no sólo en un aspecto formativo sino experiencial al comenzar a trabajar con menores en riesgo. Esta labor la continuaría durante varios años, llegando a trabajar en centros de menores.

De este periodo me queda la devoción por la la enseñanza, la comprensión de los procesos de aprendizaje y desde ahí la continua búsqueda no sólo en mejorar mi comprensión de lo que hago, sino de mejorar la didáctica de mi enseñanza.

Gracias a mis estudios de psicología, pude conocer a Agustín de la Herrán Gascón, desde mi punto de vista uno de los impulsores de la educación integral e incluso transpersonal en nuestro país. Nunca fue profesor mío ni yo su alumno, pero gracias a la colaboración en un proyecto de la Comunidad de Madrid sobre el seguimiento de menores (ya adultos) que se hubiesen criado en pisos de acogida, pude disfrutar de la compañía y de múltiples conversaciones con este gran didacta y mejor persona. En dichas charlas me fue planteando muchas cuestiones sobre el ser humano y su naturaleza.

Gracias a él conocí a diversos autores diversos como “Ken Wilber” el Eisntein de la consciencia, Stanislav Groff, Allan Watts, y me imbuí de la lectura de sus libros.

En estos libros se habla ante todo de integración, de holismo, de totalidad a todos los niveles.
Entre otras cosas en ellos descubrí la importancia que parecían tener para el bienestar mental y emocional técnicas como la Meditación, el Tai Chi-Qi gong, o el Yoga.

Así comencé a los 21 años mi aprendizaje en los sistema de Tai chi y Qi gong, así como en meditación.

En el Tai chi, estoy vinculado con el estilo Chen Hun Yuan, un subestilo del estilo Chen, que tiene su propio departamento y por tanto está reconocido en la Federación Española de Luchas Olímpicas dependiente del Consejo Superior de Deportes, en parte gracias al buen hacer y gran nivel del máximo representante en España del mismo, Pedro Valencia Ramos.

Desde el Qi gong y el Tai chi, fui interesándome más y más en la meditación, comprendiendo a día de hoy que es una de las herramientas más valiosas de las que dispone el ser humano, y a pesar de los cursos que he recibido con diferentes maestros y sistemas, sabiendo que soy sólo un practicante en probablemente el arte de las artes, el arte de la mente, o el arte de apaciguar
la mente.

En mis clases, trato de que vayamos comprendiendo aspectos de la mente tanto desde la perspectiva de las tradiciones milenarias, como desde los más recientes estudios de neurociencia y psicología que cada vez encuentran más puntos de encuentro.

En el año 2010, dejo la educación y me voy a india unos meses, para formarme más intensamente en Ayurveda (medicina tradicional de India que conocía gracias al yoga y que creo que es fundamental para cualquier profesor de yoga conocer algo de dicho sistema) y en Yoga que ya llevaba un tiempo practicando.

A mi vuelta de dicho viaje, decidí centrar completamente mi labor profesional en el yoga y el tai chi.

Quedé apasionado por el Ayurveda (medicina tradicional de India), pero veía de cierta manera difícil su aplicación completa (para poder dar todo el beneficio) en occidente. Ante esta percepción y al estar muy implicado también en las tradiciones chinas, empiezo a estudiar e investigar la tradición médica china, comenzando mi formación en masaje Tui Na y en Acupuntura y acupuntura distal para el dolor.

En el yoga, sobre todo he practicado Hatha yoga, pero adentrándome también en otros estilos y métodos siempre como alumno, Iyengar, Asthanga, Dinámicos de diversos tipos, Yin yoga…

Tanta variedad de yogas así como tanta variedad de sistemas de qi gong y tai chi han sido siempre un misterio para mí, queriendo comprender más que tienen en común que aferrarme a sus diferencias, ante la certeza de que en lo común en estos sistemas, se encuentra la esencia de los mismos.

Para mi suerte hace unos años gracias a un compañero empiezo a desarrollar unos trabajos de Qi gong o de estiramiento qi gong que nos llegan a través de un maestro (que rechaza que le llamemos maestro) Dan Harden. Empiezo a acudir a sus seminarios, en España y a los que puedo fuera de España, y ha sido plenamente revelador su trabajo para mi.

Yoga y Qigong-Taichi, son artes internas, meditativas, pero no cabe duda de que ambas parten del cuerpo para recoger los beneficios también sobre la mente.

Ambas trabajan con el cuerpo y en el trabajo con el cuerpo, ambas son biomecánicamente perfectas y lo benefician. Ante esta realidad, no pueden ser algo tan distinto (como en esencia no pueden ser tan distintos entre si los diferentes estilos de yoga, los diferentes qi gongs o sistemas de tai chi).

Los trabajos que nos propone Dan Harden y que como él mismo dice no le pertenecen, ni le pertenecen a los grandes maestros, sino que tradiciones enteras (que solemos perder de vista por mirar a los maestros y personalizarlas en ellos), permiten que vaya indagando en los principios que hay detrás de las poses de yoga, de los movimientos de tai chi, o de las
visualizaciones mentales de qi gong, integrándolos, sintiendo y comprendiendo poco a poco que son lo mismo.

Estos trabajos me han permitido ir viendo que los principios internos (físicos) de trabajo corporal son comunes a todos estos sistemas, y que aunque en su aspecto estético sean distintos, lo que está sucediendo con los tejidos durante su ejecución (dentro de nuestro cuerpo), son idénticos. No sólo tienen en común que al hacer yoga, qi gong o tai chi tengas que estar meditando, sino también lo que tu cuerpo activamente tiene que estar haciendo de un modo interno y sutil.

Gracias a esto, hoy mi práctica personal de yoga y qigong-taichi se ve simplificada.

Además mi práctica más interna se ve enriquecida por mi indagación e investigación en los últimos años en el Wing Chun de TAOWS Academy con Sifu Salvador Sanchez, gracias a que me introdujo en este sistema mi gran amigo y maestro en el mismo Álvaro Quintano, junto a ello la práctica de Escrima Concepts, y algo de Bjj, me estan haciendo comprender el cuerpo de un modo más integral y completo. A pesar de ser en apariencia prácticas externas, mejoran la comprensión de las internas y se pueden ir introduciendo en ellas. De hecho en muchos aspectos, testean y ponen a prueba la comprensión de las prácticas más internas.

Uniendo la experiencia personal en la práctica y enseñanza de trabajos internos como tai chi, yoga, qi gong y meditación, la práctica personal y enseñanza de sistemas de defensa personal y lucha, el estudio y la práctica en terapias como la acupuntura y el masaje Tuina, me siento profundamente afortunado al considerar que son tres aspectos de la realidad del ser humano que están favoreciendo en mi un mayor desarrollo y una comprensión más profunda de esa realidad que somos.

De esta unión surge este proyecto que es ARYTEOM, Artes y Técnicas Orientales Madrid, con el deseo de poder dar un apoyo más completo a las personas en su camino hacia el bienestar físico, mental y emocional.

Gracias.

Abel Alamillo